Preparando la habitación del bebé

Preparando la habitación del bebé

por -
0

La llegada de un nuevo miembro al hogar nos obliga a dedicarle un espacio de la casa, y a prepararlo de la forma más adecuada.  A la hora de montar la habitación antes de la llegada del bebé debemos pensar detenidamente sobre cuál de los espacios vamos a dedicarle, siempre teniendo en cuenta que debe quedar cerca del dormitorio de los padres.

El nuevo cuarto del bebé deberá contener al menos los siguientes elementos: una cuna, una cómoda o sinfonier donde poder ordenar sus cosas y ropitas, una mesita, una butaca o un sillón suficientemente cómodo, y un cambiador.

Para los padres y madres primerizos puede resultar sorprendente la necesidad de incluir en el mobiliario de la nueva habitación una butaca o sillón lo suficientemente cómodo, pero deben estar seguros de que lo utilizarán muy a menudo.  Especialmente las madres cuando deban dar la lactancia a sus bebés, aunque también los padres cuando deban levantarse por las noches para tranquilizar al nuevo inquilino por sus toses, lloros, o sencillamente por que presenta algún problemita para dormir.

La cómoda será enormemente útil para guardar los pañales, las toalllitas, los bodys, los pijamitas, y nos permitirá mantener la habitación correctamente ordenada y con el espacio adecuado para poder movernos con tranquilidad por la estancia.

La mesita comenzará a cumplir su función a partir de que el pequeño tenga dos añitos.  Sobre la mesilla se puede colocar una lamparita infantil, y además servirá para que el pequeño o pequeña pueda apoyar sus cositas y tenerlas sobre la mesita.

El cambiador es, evidentemente, totalmente necesario.  En este tipo de productos se sacrifica el diseño por la comodidad y la practicidad, así como por la seguridad.  Ha de ser cómodo y facilitar las labores a los padres así como ofrecer la suficiente garantía de seguridad.

Compartidos. ¡Gracias por Compartir!

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta